Cinturon de seguridad

Es obligatorio en el país el uso de la silla de seguridad para menores de 10 años

Una actualización de los requisitos de seguridad para viajar en el auto con los más chicos genera un sinfín de interrogantes. De acuerdo con la nueva la reglamentación de la ley nacional de tránsito, es obligatorio en todo el país el uso de la silla de seguridad para los menores de 10 años.

El decreto publicado el jueves pasado en el Boletín Oficial reemplaza, actualiza y reglamenta varios artículos de la ley 24.449. El argumento es que era necesario solucionar “vacíos normativos” desde el último decreto reglamentario de 1995.

En estos 22 años, uno de los incisos del artículo sobre los requisitos para circular con el automóvil indicaba que los menores de 10 años debían viajar “sujetos al asiento trasero con el correaje correspondiente”. Con esta modificación, deberán hacerlo, pero “con el sistema de retención infantil homologado al efecto, en relación con su peso y tamaño”. La cantidad de cinturones de seguridad y de apoyacabezas en los vehículos determina la cantidad de pasajeros que pueden viajar.

El año pasado, en nuestro país murieron 7213 personas en incidentes de tránsito, de acuerdo con la ONG Luchemos por la Vida. Un 6% tenían menos de nueve años.

“Es una medida totalmente positiva”, opinó sobre la nueva reglamentación Pablo Azorín, jefe de seguridad vial y medio ambiente de la Región IV (América Latina) de la Federación Internacional del Automóvil (FIA). “Ayudará a que los chicos viajen de forma segura. Es algo que muchos padres ya venían haciendo, aunque no siempre de la manera adecuada. Se puede comprar la silla más cara, pero si no se la sabe instalar no sirve”, agregó sobre la instalación y la sujeción de los bebés y los chicos en los distintos tipos de sillitas, como las butacas o los huevitos.

En la región, la FIA relevó que en el 90% de los casos las sillas están mal instaladas porque no se siguieron las indicaciones del manual, un vendedor recomendó una opción que no va con la etapa de desarrollo del bebé o el chico, o no se tuvieron en cuenta las características del auto.

Realizan una “bicicleteada” para reclamar más seguridad vial 11:30
“Está comprobado con las pruebas de laboratorio de los distintos sistemas de retención infantil que una sillita bien instalada reduce un 80% la mortalidad y previene un 90% las lesiones en el momento de una colisión”, precisó Azorín.

El Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe (NCAP Latino) pone a prueba las butacas, los asientos sin respaldo ( boosters) y los huevitos desde hace cinco años. Además de FIA Región IV, participan organizaciones como Cesvi y Consumidores Argentinos, y otras entidades de la región que promueven la seguridad vial.

Una ley dice que los chicos tienen que viajar en “sillita” hasta los 10 años 2:56
De los ensayos de colisión frontal, lateral y forma de uso el año pasado, surgieron varias recomendaciones: usar un dispositivo homologado y de acuerdo con el peso, la talla y la edad de cada chico; instalar correctamente la silla -eso determina el nivel de protección-; promover el uso de los asientos orientados hacia atrás, incluidos los menores de tres años, y permitir el uso de los boosters solo para los chicos de más de 22 kilos y 1,25 metros.

En el país, una silla de seguridad cuesta, en promedio, entre 4000 y 5000 pesos. Suelen estar homologadas de acuerdo con la norma europea (una calcomanía naranja con la inscripción “SR44”), estadounidense (“FMVSS213”) o brasileña, del Instituto Nacional de Metrología, Calidad y Tecnología.

¿Qué hay que tener en cuenta además? ¿Cuál es la mejor? Eso, para Azorín, tiene que ver con el peso, la edad, la altura y el desarrollo del futuro usuario. “La mejor será la que le quede mejor al chico, la que vaya para el auto de acuerdo con sus dimensiones, que sea fácil de instalar y que permita el presupuesto -resumió-. No siempre la más cara es la mejor. Conviene llevar el manual del auto”.

En cuanto a la instalación, hay que leer el manual y tener en cuenta la orientación: hasta los dos años de edad, el chico tiene que ir mirando hacia atrás. En adelante o a partir de los 13 kilos, ya puede ir mirando hacia adelante. El mejor lugar para colocar la silla es en medio de la butaca trasera. “Pero, a veces, el vehículo no tiene el cinturón de tres puntas o la silla es muy grande -indicó Azorín-. Puede ir detrás del acompañante. El cuerpo en la silla no debe poder moverse más de 2,5 cm, además de estar correctamente sujeto”.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/2102004-es-obligatorio-en-el-pais-el-uso-de-la-silla-de-seguridad-para-menores-de-10-anos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*