BUENOS AIRES: DETECTAN 57% DE INFRACCIONES EN MATERIA LABORAL

La segunda etapa del “Operativo Verano 2014″, llevada a cabo por el ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires en la Costa Atlántica arrojó un 57% de infracciones en materia de higiene y seguridad, se informó oficialmente.

En esta segunda etapa, que se realizó conjuntamente con la Superintendencia de Riesgos del Trabajo de la Nación (SRT), se relevaron 9229 trabajadores a lo largo de 2199 inspecciones.

Las infracciones estuvieron relacionadas con la presencia de cableados en mal estado, falta de disyuntor y puesta a tierra, falta de botiquín de primeros auxilios, falta de extintores o extintores vencidos, falta de señalización para casos de emergencia.

El ministro de Trabajo, Oscar Cuartango, explicó que durante los controles se exige a los empleadores a presentar toda la documentación que acredite la correcta registración laboral de sus empleados”.

“Cada establecimiento inspeccionado tiene un tiempo perentorio para presentar la documentación, razón por la cual hasta tanto no finalicen la totalidad de las inspecciones, no habrá cifras oficiales respecto a los índices de trabajo no registrado”, dijo.

En materia de seguridad e higiene, en Mar del Plata se realizaron 379 inspecciones, con 230 infracciones, 149 verificaciones y 2176 trabajadores relevados; en Necochea, 135 inspecciones, 70 infracciones, 65 verificaciones y 592 trabajadores relevados; en el Partido de la Costa, 183 inspecciones, 105 infracciones, 78 verificaciones y 1128 trabajadores relevados.

En tanto, en Pinamar, se realizaron 117 inspecciones, con 93 infracciones, 24 verificaciones y 456 trabajadores relevados; en Tres Arroyos, 135 inspecciones, 54 infracciones, 81 verificaciones y 361 trabajadores relevados; y Villa Gesell, 122 inspecciones, 67 infracciones, 55 verificaciones y 573 trabajadores relevados.

SITIO WEB
http://noticias.terra.com.ar, [Web en línea] http://noticias.terra.com.ar/politica/buenos-aires-detectan-57-de-infracciones-en-materia-laboral,3215f3a05ab44410VgnCLD2000000dc6eb0aRCRD.html [Consulta: 10-03-2014]

Adiós a los cajones de madera

La Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (Assal) avanza en las negociaciones con los quinteros para reemplazarlos por los de plástico. Es para preservar de mejor manera los alimentos.
Días atrás se realizó una segunda reunión en la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (Assal) con los representantes de Sociedad de Quinteros de Santa Fe para avanzar en varios temas de relevancia para los productores del cinturón hortícola santafesino.

Uno de los puntos en agenda fue la intención de reemplazar los cajones de madera en los que se traslada la verdura por recipientes plásticos, cuidando la higiene y salubridad de los alimentos.
En diálogo con Diario UNO, Guillermo Beckmann, presidente de la Sociedad de Quinteros santafesina, explicó que “los cajones de madera suelen ser utilizados antes para el traslado de pollos, por lo cual resultan contaminantes”.

“Es por eso que vemos la posibilidad de reemplazarlos por plásticos y trabajamos con la Assal para que no haya contratiempos y éste sea un paso positivo para todos”, agregó. En el mismo sentido, el productor acotó que la intención es mejorar la calidad de los productos y que éstos lleguen “más sanos” al consumidor.

En cuanto a los costos de este cambio, Beckmann señaló que la Sociedad de Quinteros de Santa Fe está “analizando cuál se adapta mejor para la zona y su producción y luego colaborará para traerlos”.

-¿Quién financiará la compra?
-Lo tenemos que financiar nosotros y estamos tratando de conseguir dinero. Hace tiempo que venimos trabajando con el Ministerio de la Producción, y ahora con la Assal, con reuniones periódicas tratando de mejorar nuestro sector en calidad y sanidad. Sabemos que son costos más elevados, pero son cajones reutilizables, por lo cual será un sacrificio al principio y luego no habrá problemas”.
“Córdoba ya lo implementó y una vez que se hizo la cadena no hubo inconvenientes. Por eso queremos hacerlo también junto al Estado, para darle un distintivo a nuestra producción y no tener problemas en la transición de un envase a otro”, aclaró.

Por otra parte, Beckmann anticipó que “se comenzará a trabajar en un grupo piloto de quintas sobre Buenas Prácticas Agrícolas, para luego trasladar lo que se aprenda a los demás quinteros. Queremos mejorar y tener un sello que nos distinga sobre los demás en calidad y sanidad”, insistió.

En el cordón
Hace un siglo, un amplio porcentaje de lo que hoy es el ejido urbano de la capital provincial se encontraba desarrollado en quintas. Se multiplicaban en distintos barrios, pero eran casi ineludibles en todo el centro norte de la ciudad.

Sin embargo, la edificación y el progreso ganaron tierra a los productores, que quedaron reducidos a un cordón frutihortícola emplazado en el norte de la ciudad y expandido hacia Ángel Gallardo y Monte Vera. A esto se sumaron las seductoras cifras de la soja, que también se llevaron su porción de suelo.

La situación derivó en un punto crítico en 2008, cuando la extensión de terrenos destinados a la producción frutihortícola alcanzó su mínima expresión: 800 hectáreas.

Tras numerosas negociaciones y reclamos, los quinteros lograron la ayuda del Ministerio de Agricultura de la Nación para implementar el sistema de cultivos bajo cubierta y también del Ministerio de la Producción de la provincia. Esto permitió la recuperación de espacios para el cordón santafesino y hoy supera, cinco años después, las 1.100 hectáreas.

En febrero, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, recibió a representantes del sector hortícola de diferentes provincias. Entre los invitados estuvo el presidente de la Sociedad de Quinteros de Santa Fe, Guillermo Beckmann, quien al término del encuentro mencionó algunos puntos de la charla, entre ellos, la rentabilidad del sector.

“Entre el productor y el consumidor hay una brecha de comercialización que tiene que ver con todos los intermediarios que hay. Eso muchas veces no nos deja tener la rentabilidad que esperamos. En los precios los productores pueden tener entre un 10 y un 20 por ciento de lo que cuestan los productos en góndola. Los precios se arman por oferta y demanda con las compras grandes que hacen los supermercados e hipermercados”, manifestó.

SITIO WEB
http://www.sinmordaza.com, [Web en línea] http://www.sinmordaza.com/noticia/222614-adios-a-los-cajones-de-madera.html [Consulta: 10-03-2014]

Plan de Evacuación

Según la LEY Nº 1346/04

Todos los Edificios Públicos, Privados y con Atención al Público, Oficinas, Escuelas, Hospitales, Edificios de Vivienda, Casas Particulares, deberán contar con el Plan de Evacuación y Simulacro para casos de Incendio, Explosión o Advertencia de Explosión, Creación de Planes, Explosiones, Catástrofes.

[accordion id=”accordion_1″]
[accordion_item id=”accordion_item_1″ title=”LEY Nº 1346/04″ open=”no”]

Buenos Aires, 27 de mayo de 2004

 

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
sanciona con fuerza de
Ley:
Artículo 1° – Créase el Plan de Evacuación y Simulacro en casos de incendio, explosión o advertencia de explosión, obrando el mismo en el Anexo I que forma parte de la presente Ley.Artículo 2° – El Plan será de aplicación obligatoria en edificios, tanto del ámbito público como del ámbito privado, de oficinas, escuelas, hospitales y en todos aquellos edificios con atención al público, adecuándolo a las características propias del inmueble, su destino y de las personas que lo utilicen siendo de aplicación voluntaria en los edificios de vivienda.Artículo 3° – Los simulacros considerados en el Plan serán realizados al menos dos veces al año.

Artículo 4° – Comuníquese, etc.

ANEXO

ANEXO

1. Organización

1.1. Grupo Director

El Plan de Evacuación y Simulacro se iniciará con la formación del Grupo Director de la evacuación.

El mismo estará formado por un Director de Evacuación, un Jefe Técnico y un Jefe de Seguridad, contando con personal alternativo en el caso que se produjera una vacante o una ausencia en dichos cargos.

Al conocerse la señal de alarma, el Director se dirigirá al sitio destinado como base para dirigir la evacuación, situado en la planta baja del edificio, y solicitará la información correspondiente al piso donde se inició el siniestro.

Acto seguido, se procederá al toque de alarma general para el piso en emergencia y todos sus superiores. El Jefe de Seguridad dará aviso al Cuerpo de Bomberos y al Servicio Médico de Emergencia, una vez confirmada la alarma, en tanto que el Jefe Técnico dará corte a los servicios del edificio, tales como ascensores, gas y sistemas de acondicionamiento de aire, del sector en cuestión, procediendo a la evacuación del piso siniestrado y sus superiores. Luego se procederá a evacuar los pisos restantes.

En caso de traslado de accidentados, deberá disponerse el acompañamiento de personal auxiliar.

1.2. Grupo de Emergencia

El Grupo de Emergencia participará en la evacuación, como también en la realización de los simulacros periódicos.

El mismo estará constituido por un Responsable de Piso, su Suplente y un Grupo Control del incendio o siniestro.

El Responsable de Piso informará acerca del siniestro al Director y deberá proceder a la evacuación conforme con lo establecido, confirmando la desocupación total del sector. Mantendrá el orden en la evacuación, de modo que no se genere pánico. La desocupación se realizará siempre en forma descendente hacia la planta baja, siempre que sea posible. El Responsable de Piso deberá informar al Director cuando todo el personal haya evacuado el piso.

Los Responsables de los pisos no afectados, al ser informados de una situación de emergencia, deberán disponer que todo el personal del piso se agrupe frente al punto de reunión establecido, aguardando luego las indicaciones del Director a efectos de poder evacuar a los visitantes y empleados del lugar.

Recibida la alarma, el grupo de control de incendio evaluará la situación del sector siniestrado, informará acerca de la situación al Director y adoptará las medidas convenientes tendientes a combatir o atenuar el foco causante del siniestro hasta el arribo del Cuerpo de Bomberos. Deberá informar a estos últimos las medidas adoptadas y las tareas realizadas hasta el momento.

2. Modos de evacuación

2.1. Pautas para el personal del piso siniestrado

Todo el personal estable deberá conocer las directivas del Plan de Evacuación.

El personal que detecte alguna anomalía en el piso en el cual desarrolla sus tareas dará aviso urgente, siguiendo los siguientes pasos:

1) Dar aviso al Responsable de Piso.

2) Accionar la alarma.

3) Utilizar el teléfono de Emergencia.

4) Evacuado el piso se constatará la presencia de personas.

Acto seguido, en la medida de lo posible, deberán guardar sus valores y documentación, desconectar los artefactos eléctricos y cerrar las puertas y ventanas a su paso. Evacuarán el lugar siguiendo las instrucciones del Responsable de Piso, sin detenerse a recoger objetos personales, caminando hacia la salida acordada y descendiendo por las escaleras caminando, sin gritar y respirando por la nariz.

Una vez en la planta baja, se retirarán hasta el punto de reunión preestablecido.

2. 2 Pautas para el resto del personal

Deberán seguir las indicaciones del Responsable de cada sector y tener conocimiento de los dispositivos de seguridad y medios de salida.

Se dirigirán al lugar asignado sin correr, cerrando puertas y ventanas a su paso, sin transportar bultos ni regresar al sector siniestrado.

Descenderán, siempre que sea posible, utilizando sólo las escaleras, y de espaldas en caso que en el trayecto encuentren humo, ya que éste y los gases tóxicos suelen ser más peligrosos que el fuego.

Una vez fuera del edificio, se concentrarán en el lugar previsto.

2.3. Otras pautas

En el caso de encontrarse atrapado por el fuego, se deberá colocar un trapo debajo de la puerta de modo de evitar el ingreso de humo. Si este es el caso, deberá buscarse una ventana y señalizarla con una tela para poder ser localizado desde el exterior, sin trasponer ventana alguna.

En el caso de la evacuación de personas discapacitadas o imposibilitadas, la evacuación de las mismas deberá estar planificada de antemano, llevando un registro actualizado de las mismas.

El Encargado de Piso será quien se encargará de determinar el número y la ubicación de las mismas en el área que se le ha asignado y de asignar un ayudante para cada discapacitado. También deberá solicitar a los empleados cercanos que ayuden a cualquier persona que se encuentre enferma o sufra lesiones durante la evacuación.

3. Consideraciones Generales

Los planos de evacuación deberán encontrarse en lugar visible, al igual que la ubicación de los puntos de reunión.

Se deberá capacitar al personal en lo referente al plan de evacuación como así también al uso de matafuegos y sistemas de alarma.

Resulta indispensable verificar que los extintores se encuentren adecuadamente cargados y que los hidrantes se encuentren en condiciones óptimas de operación, como así también activar periódicamente los detectores de humo de modo de cerciorarse de su buen funcionamiento.


ANEXOS

ANEXO

ANEXO

1. Organización

1.1. Grupo Director

El Plan de Evacuación y Simulacro se iniciará con la formación del Grupo Director de la evacuación.

El mismo estará formado por un Director de Evacuación, un Jefe Técnico y un Jefe de Seguridad, contando con personal alternativo en el caso que se produjera una vacante o una ausencia en dichos cargos.

Al conocerse la señal de alarma, el Director se dirigirá al sitio destinado como base para dirigir la evacuación, situado en la planta baja del edificio, y solicitará la información correspondiente al piso donde se inició el siniestro.

Acto seguido, se procederá al toque de alarma general para el piso en emergencia y todos sus superiores. El Jefe de Seguridad dará aviso al Cuerpo de Bomberos y al Servicio Médico de Emergencia, una vez confirmada la alarma, en tanto que el Jefe Técnico dará corte a los servicios del edificio, tales como ascensores, gas y sistemas de acondicionamiento de aire, del sector en cuestión, procediendo a la evacuación del piso siniestrado y sus superiores. Luego se procederá a evacuar los pisos restantes.

En caso de traslado de accidentados, deberá disponerse el acompañamiento de personal auxiliar.

1.2. Grupo de Emergencia

El Grupo de Emergencia participará en la evacuación, como también en la realización de los simulacros periódicos.

El mismo estará constituido por un Responsable de Piso, su Suplente y un Grupo Control del incendio o siniestro.

El Responsable de Piso informará acerca del siniestro al Director y deberá proceder a la evacuación conforme con lo establecido, confirmando la desocupación total del sector. Mantendrá el orden en la evacuación, de modo que no se genere pánico. La desocupación se realizará siempre en forma descendente hacia la planta baja, siempre que sea posible. El Responsable de Piso deberá informar al Director cuando todo el personal haya evacuado el piso.

Los Responsables de los pisos no afectados, al ser informados de una situación de emergencia, deberán disponer que todo el personal del piso se agrupe frente al punto de reunión establecido, aguardando luego las indicaciones del Director a efectos de poder evacuar a los visitantes y empleados del lugar.

Recibida la alarma, el grupo de control de incendio evaluará la situación del sector siniestrado, informará acerca de la situación al Director y adoptará las medidas convenientes tendientes a combatir o atenuar el foco causante del siniestro hasta el arribo del Cuerpo de Bomberos. Deberá informar a estos últimos las medidas adoptadas y las tareas realizadas hasta el momento.

2. Modos de evacuación

2.1. Pautas para el personal del piso siniestrado

Todo el personal estable deberá conocer las directivas del Plan de Evacuación.

El personal que detecte alguna anomalía en el piso en el cual desarrolla sus tareas dará aviso urgente, siguiendo los siguientes pasos:

1) Dar aviso al Responsable de Piso.

2) Accionar la alarma.

3) Utilizar el teléfono de Emergencia.

4) Evacuado el piso se constatará la presencia de personas.

Acto seguido, en la medida de lo posible, deberán guardar sus valores y documentación, desconectar los artefactos eléctricos y cerrar las puertas y ventanas a su paso. Evacuarán el lugar siguiendo las instrucciones del Responsable de Piso, sin detenerse a recoger objetos personales, caminando hacia la salida acordada y descendiendo por las escaleras caminando, sin gritar y respirando por la nariz.

Una vez en la planta baja, se retirarán hasta el punto de reunión preestablecido.

2. 2 Pautas para el resto del personal

Deberán seguir las indicaciones del Responsable de cada sector y tener conocimiento de los dispositivos de seguridad y medios de salida.

Se dirigirán al lugar asignado sin correr, cerrando puertas y ventanas a su paso, sin transportar bultos ni regresar al sector siniestrado.

Descenderán, siempre que sea posible, utilizando sólo las escaleras, y de espaldas en caso que en el trayecto encuentren humo, ya que éste y los gases tóxicos suelen ser más peligrosos que el fuego.

Una vez fuera del edificio, se concentrarán en el lugar previsto.

2.3. Otras pautas

En el caso de encontrarse atrapado por el fuego, se deberá colocar un trapo debajo de la puerta de modo de evitar el ingreso de humo. Si este es el caso, deberá buscarse una ventana y señalizarla con una tela para poder ser localizado desde el exterior, sin trasponer ventana alguna.

En el caso de la evacuación de personas discapacitadas o imposibilitadas, la evacuación de las mismas deberá estar planificada de antemano, llevando un registro actualizado de las mismas.

El Encargado de Piso será quien se encargará de determinar el número y la ubicación de las mismas en el área que se le ha asignado y de asignar un ayudante para cada discapacitado. También deberá solicitar a los empleados cercanos que ayuden a cualquier persona que se encuentre enferma o sufra lesiones durante la evacuación.

3. Consideraciones Generales

Los planos de evacuación deberán encontrarse en lugar visible, al igual que la ubicación de los puntos de reunión.

Se deberá capacitar al personal en lo referente al plan de evacuación como así también al uso de matafuegos y sistemas de alarma.

Resulta indispensable verificar que los extintores se encuentren adecuadamente cargados y que los hidrantes se encuentren en condiciones óptimas de operación, como así también activar periódicamente los detectores de humo de modo de cerciorarse de su buen funcionamiento.

18 relaciones definidas:

REGLAMENTADA POR DISPOSICIÓN2202/GCABA/DGDCIV/10 Disp. 2202-DGGC-10 se disponen pautas para los planes de simulacros de incendios y o catástrofes, reglamenta Ley 1346
RESOLUCIÓN68/GCABA/SSCC…/06 Res 68 SSCC-SSEMERG-06-Establece la evaluación obligatoria de planes, planos y certificados de capacitación exigidos para cada lugar bailable, confeccionados conforme Anexo I, Ley 1346
DISPOSICIÓN2760/GCABA/DGDCIV/11 Disp. 2760-DGDCIV-11: art 1 Los planes de evacuación previstos en la Ley 1346 deberán indicar en forma clara y precisa los Modos de Evacuación, medios técnicos y las exigencias físicas del personal que se encuentre afectado a dichas tareas
RESOLUCIÓN488/GCABA/SSEMERG/06 Res 488-SSEMERG-06-Profesionales intervinientes en elaboración del Plan de Evacuación-Establece obligación de presentar la encomienda profesional extendida por Colegio o Consejo Profesional correspodiente
DISPOSICIÓN41/GCABA/DGDCIV/06 Disp. 41-DGDCIV-06 Establece que toda modificación que se efectúe al cronograma de simulacros oportunamente presentado, se deberá informar a la Dirección General de Defensa Civil.
DISPOSICIÓN2/GCABA/UERESGP/13 Art 1 de la Disp 2-UERESGP-13 establece que sin perjuicio del cumplimiento formal de la cantidad de simulacros requeridos por la Ley 1346 y sus normas reglamentarias, los establecimientos educativos de jornada simple deberán asegurar la realización de al menos 2 (dos)simulacros por parte de la totalidad de la población que asiste a dichos establecimientos, incrementando la cantidad de simulacros si así fuese necesario.
DECRETO2016/GCABA/07 Dec. 2016-07 Designa al Programa de Mitigación de Riesgos en Escuelas y Actividades Escolares autoridad de aplicación del Plan de Evacuación y Simulacro Ley 1346
DISPOSICIÓN5683/GCABA/DGDCIV/11 Art 1 de la Disp 5683-DGDCIV-11 establece que en determinados edificios la función correspondiente al Jefe de Seguridad del Grupo Director, podrá ser ejercida por el Director de Evacuación, funciones previstas en la Ley 1346- Art 2 establece funciones en edificios de una sola planta
DISPOSICIÓN8/GCABA/DGDCIV/08 Disp. 8-08 reglamenta el Art. 3° de la Ley 1346 – Establece que las prácticas de simulacro dispuestas por dicha Ley deben realizarse en horario de funcionamiento de los Locales Bailables de Clase C
DECRETO437/GCABA/11 Art 1 del Dto 437-11 aprueba la reglamentación de la Ley 1.346
RESOLUCIÓN16/GCABA/SSCC…/05 Res. 16-SSCC-SSEMER-05: Reglamenta: Ley 1346
INTEGRADA POR DISPOSICIÓN17/GCABA/DGDCIV/08 Disp. 17-08 aprueba el Acta de Verificación en el marco de lo dispuesto por la Ley 1346
LEY2935/08 La Ley 2935 establece la obligación de las residencias formular programa y plan de evacuación asesorados por personal competente de bomberos y-o Defensa Civil en casos de emergencia conforme Ley N° 1346.
DECRETO DE NECESIDAD Y URGENCIA2/GCABA/10 DNU 2-10 el local habilitado como casa de fiestas privadas deberá contar con los planos de evacuaciòn según ley 1346
COMPLEMENTADA POR DISPOSICIÓN539/GCABA/DGDCIV/12 Dispos.539-DGDCIV-12 determina condiciones en casos de planes de evacuaciòn en el marco Ley 1346
MODIFICADA POR LEY2191/06 Art. 1 de la Ley 2191 modifica la Ley 1346 – Incorpora texto como Título I – Art. 2 incorpora el Título II que comprende los Arts. 4° al 17
PROMULGADA POR DECRETO1082/GCABA/04
REQUIERE LEY2585/07 Ley 2585 inciso i) del art. 4to recomienda adoptar todas las previsiones establecidas en las normas vigentes para la seguridad contra incendios y plan de emergencias – integra a Ley 1346

[/accordion_item]
[accordion_item id=”accordion_item_2″ title=”Cómo elaborarde un Plan de EVACUACIÓN”]Ministerio de Seguridad Dirección General de Defensa Civil de la Provincia de Buenos Aires
No podemos esperar a tener una emergencia para recién pensar que debemos hacer; es nuestra responsabilidad prepararnos, adquirir comportamientos y habilidades para enfrentar una situación de peligro que pueda sobrevenir. Para ello debemos realizar un plan. ¿y qué es un plan?
El Planes un documento escrito, elaborado en forma participativa, que nos guía en lo que tenemos que hacer, lo podemos mejorar, practicar en el tiempo, tiene que ser viable y tener en cuenta las normas internas (seguridad, ambiente,presupuesto etc.).
Este plan pretende ser una guía para la elaboración de un plan de evacuación adecuado, a fin de que todas las personas de una organización sepa que hacer ante una emergencia de cualquier tipo que sea: incendio,inundaciones, derrumbes, etc. El primero de los casos, el incendio, es el primer riesgo en orden de importancia, ya que es una amenaza que existe en todo lugar donde haya personas desarrollando actividades: esto originó la realización del plan de evacuación, con el objeto de proteger tanto la vida de las personas como los bienes materiales.
Este trabajo presenta los componentes básicos necesarios en la estructura del Plan de Evacuación y Seguridad, brindando instrucciones mínimas para el desarrollo del mismo.
Las orientaciones e instrucciones que se presentan aquí deben ser adaptadas a las características de la edificación y del lugar en donde se encuentre; siendo lo más recomendable incorporar el Plan de Evacuación al programa de actividades de cada lugar o institución.
La persona responsable de la coordinación en la elaboración y ejecución del plan será la máxima autoridad, y estará asesorado por personal técnico de su organización (si lo tuviere) o con personal externo; tratando de contar con la participación activa del personal.
Como primer paso en la confección del plan se debe formar el Comité de Evacuación; este será el encargado del estudio, planificación y desarrollo del Plan de Evacuación.

El comité estará integrado por:

•Directivos del lugar o institución
•Defensa Civil
•Cuerpo de Bomberos
•Policía
•Asistencia Médica

En esta etapa inicial se debe cuantificar todo el personal que se encuentre, detallando la cantidad de personas, sexo, turnos de trabajo, características de la gente: si son adultos, niños o ancianos, si hay discapacitados, si habitualmente hay personas ajenas al lugar que desconocen las dependencias; para ello se pueden elaborar cuadros a fin de facilitar las tareas y tener la información más accesible.
Lo primero que debemos hacer es un DIAGNOSTICO es decir una descripción de la situación actual y lo que queremos modificar o mejorar, para ello debemos analizar los peligros
a los que estamos expuestos. (Conocer en edificio, sus características, falencias, vías de escape etc. amenazas externas e internas y elementos vulnerables.)
Se deben identificar y evaluar todos los riesgos que puedan amenazar a la institución y su población. Para ello debemos analizar:
¿Existen peligros de incendios en el plantel?
¿Se encuentra ubicado en una zona con riesgo de incendio?
¿Existen peligros de derrumbes en alguna parte del edificio de la nstitución?
¿Hay ascensores en el lugar?
¿Existen riesgos de inundación?
¿Han ocurrido hechos relacionados con los riesgos anteriores o con otro riesgo que aquí no consideramos?
¿Cuándo fueron los eventos más recientes y con qué periodicidad ocurrieron?
¿El plantel se encuentra en una zona industrial urbana, rural?
¿Ha sido afectada a la zona alguna vez por tornados o por tormen tas con vientos severos?
¿Cuándo fueron los más recientes?
¿Qué daños ocasionó? ¿Cómo reaccionó la población?
¿Existen problemas de contaminación y salubridad?
¿Cuáles han sido los accidentes colectivos más graves que han ocurrido en el plantel?
¿Son deficientes los servicios de agua, energía eléctrica, alcantarillado, redes cloacales, etc.?
Para la identificación de riesgos será muy útil contar con el plano del edificio a fin de graficar las zonas de peligro, las de seguridad y las de evacuación. También es importante la participación de todos los integrantes de la Institución en la elaboración del plan. Se puede organizar un trabajo u otra actividad creativa para implementar la participación, entregando los resultados de esas actividades al comité encargado de elaborar el Plan de Evacuación

RECURSOS DISPONIBLES
Se debe elaborar un inventario de recursos humanos y materiales disponibles para la atención de accidentes y desastres en el plantel.
Para ello se debe realizar un listado de recursos
humanos disponibles. Se indican los nombres y los apellidos de las personas que se desempeñan en el lugar también es importante destacar la dirección, teléfono, horario y especialidad de las personas que podrían colaborar en la atención de una emergencia: médicos, enfermeras, auxiliares, socorristas de Cruz Roja, ingenieros, técnicos, miembros de Defensa Civil, Bomberos, etc.
En este punto nos podemos preguntar:
¿Se ha informado al plantel como prevenir riesgos y enfrentar una situación de emergencia?
¿Tienen los conocimientos básicos de primeros auxilios?
A fin de agilizar esta información será conveniente confeccionar un cuadro con dichos datos.
En caso de que no contemos con personal que pueda colaborar en el caso de emergencia, sería conveniente agregar a los puntos anteriores, la capacitación
en otros temas que se consideren necesarios.
También se debe preparar un listado de recursos materiales disponibles:
¿Las salidas están identificadas?
¿Las puertas de salida se pueden abrir con facilidad?
¿Las salidas, corredores, pasillos o escaleras son apropiadas para
circulación rápida en caso de evacuación?
¿Hay extintores en el lugar? ¿Cuántos? ¿En qué estado y qué ubicación?
¿Mangueras de incendio?
¿Se dispone de elementos mínimos para atender emergencias: botiquines, escaleras, herramientas, etc.?
¿Qué sistemas de comunicación hay disponible?
Están a mano los teléfonos de emergencia (Bomberos, Policía, Asistencia
Sanitaria)?
¿Hay algún sistema de alarma?
¿Existe señalización de emergencia?
Una vez elaborados ambos listados se deberá tener a mano y en lugar visible para divulgarlo en la Dirección de la Institución u otro lugar de fácil acceso cerca del teléfono.
Con toda la información que recabamos ¿Qué hacemos? ¿Cómo? y ¿Con qué?
En base a la información recopilada, es necesario elaborar un listado de actividades que sean posibles ejecutar en el plantel de la institución para prevenir los riesgos o mitigar sus efectos y definir adecuadamente la organización mínima requerida para
la ejecución de las mismas. Para ello se puede realizar una consulta general con el personal, sobre las actividades que se pueden realizar y establecer responsables de su ejecución con un plazo para su realización. De esta manera se logrará la participación de todo el plantel en la confección del plan.
A continuación sugerimos algunas actividades prácticas para implementar:
Divulgar el listado de problemas y necesidades que se encontraron en el lugar, en relación con los posibles riesgos y emergencias en una reunión con el personal.
Solicitar al personal sugerencias sobre actividades preventivas a ejecutar, estas sugerencias pueden ser presentada por escrito u oralmente.
Definir los responsables de la ejecución de las actividades acordadas.
Definir tiempo y fecha de ejecución y elaborar un cronograma de actividades.
Entre las actividades que se pueden incluir en el cronograma sugerimos las
siguientes:
– Constitución del Comité de evacuación.
– Elaboración de planos de riesgos y rutas de evacuación del plantel.
– Identificación de las vías de escape, zonas de peligro, de seguridad, sitios de encuentro y refugio, etc.
– Establecer sistemas de alarma
– Realización de conferencias sobre prevención de incendios, de accidentes, primeros auxilios, y actitudes frente a situaciones deemergencia en general.
– Realización de cursos de primeros auxilios.
– Preparación de botiquín de primeros auxilios.
– Adquisición de elementos indispensables en protección contra incendio.
– Realización de simulacros de evacuación, por lo menos cada tres meses, primero por grupos, luego por pisos o sectores y finalmente todo el plantel.
– Elaboración de afiches y carteles de divulgación de normas de procedimientos en caso de incendios inundación derrumbe o cualquier emergencia que pudiera ocurrir.

PUNTOS A COORDINAR EN EL PLAN DE EVACUACION:

1. La señal de alarma puede consistir en un toque simple y uno doble, intermitentes o continuados, en caso de contar con un timbre.
2. Cada grupo que se desplaza al área de seguridad, debe permanecer en él mientras se verifica que todo el grupo complete la evacuación.
3. En edificios de 2 o más pisos es mucho más importante la disciplina y normas de seguridad.
4. Recordar que el mayor peligro se encuentra en escaleras y ascensores.
5. Al darse la alarma, cada coordinador de sector (en caso en que se planifique así) ordena la evacuación inmediatamente en forma previamente determinada.
6. Las oficinas o salones se evacuan rápida y ordenadamente.
7. La persona más cercana a la puerta procede a abrirla, lo más rápido posible asegurándola con algo para que no se cierre.
8. Debe instalar un Plano en el lugar más visible en el cual se indique claramente la ubicación de las zonas de seguridad hacia donde deben evacuar quienes se encuentran en él, al momento de producirse la emergencia.
9. Tener en un lugar adecuado y visible los números telefónicos de: Bomberos, Policía, Defensa Civil, Servicio de Salud más cercano y todo teléfono útil en una emergencia y memorizarlos de ser posible.
10. Todas las puertas de la institución deben estar sin llave y libres de obstáculos y en condiciones de ser abiertas con facilidad y hacia fuera.
11. La autorización para que el personal pueda regresar al edificio, la da la autoridad responsable mediante una señal de retorno previamente establecida.
12. Mantener la calma: uno de los puntos fundamentales en todo momento, es mantener la calma: esto salva muchas vidas. La llegada de Bomberos o Equipos de Rescate es una cuestión de minutos y si tomamos las previsiones señaladas, todos se podrán mantener sanos y seguros hasta que llegue el auxilio. El hecho
de saber que hacer en este tipo de situaciones nos da seguridad y nos permite guardar la calma y transmitir tranquilidad a los demás, dando las indicaciones adecuadas para enfrentar cualquier evento adverso.
13. No correr.
14. No perder tiempo en recoger pertenencias.
15. Proteger las vías respiratorias: cuando existe la presencia de humo, es importantísimo proteger las vías respiratorias colocándose un pañuelo o alguna prenda sobre boca y nariz, en lo posible humedecida.
16. No utilizar ascensores: cuando haya ascensores en el edificio jamás deben utilizarse en una evacuación, porque son trampas mortales para quien los usa.
17. Al ver humo recordar: el aire limpio es el que se encuentra próximo al piso, debe avanzar gateando y en lo posible proteger sus vías respiratorias.
18. Recordar que las principales causas de muerte, en orden de importancia en casos de incendio son:
1° EL HUMO
2° EL PANICO
3° EL FUEGO
20. No volver a entrar al edificio una vez que se haya evacuado, por ningún motivo.
21. Cerrar las puertas después de salir.
22. Dar prioridad a las personas con mayor exposición al riesgo.
23. Conocer los medios de salida, escaleras y rutas de escape que conducen al exterior.
24. En ningún momento omita llamar a los bomberos, ni piense que otro ya lo ha hecho.
– Interrumpir las actividades.
– No recoger ninguna referencia
– Verificar el estado de la salida (utilizable despejada, con humo).
– Mantener unido al grupo.
– Medidas de seguridad si tenemos que esperar socorro en el lugar.
– Si una de las alternativas previstas, es a través de la ventana.
– Evaluar lo actuado. Corregir.
– Practicar periódicamente.
a) Se debe organizar el uso de la escalera, para que los sectores más próximos y los más alejados a ella, salgan al mismo tiempo y en forma ordenada. Una forma podría ser que las personas de las habitaciones más cercanas a la escalera, evacuan por el sector de la pared, lo más cerca de ella. Las que siguen lo hacen por el centro, hasta llegar a la zona de seguridad. Se debe realizar la práctica para ver si esta metodología sirve para un lugar específico, (dependiendo del tipo y ancho de la escalera, y número de personas a evacuar), o hay queadaptarla.
b) Las habitaciones de los primeros pisos ofrecen menor dificultad y deben evacuar por el centro de los corredores.
c) En el lugar más visible del establecimiento se debe instalar un plano en el cual se indique claramente la indicación de las zonas de seguridad hacia donde deben evacuar quienes se encuentran en él, al momento de producirse la emergencia.
d) La máxima autoridad del establecimiento debe poner en su oficina un tablero
general, con los duplicados de todas las llaves de las puertas de oficina, biblioteca, depósitos, etc.
e) En un lugar adecuado y visible debe colocarse un cartel con los números telefónicos de Bomberos, Policía, Defensa Civil, Servicio de Salud más cercano, etc.
f) Todas las puertas del establecimiento deben estar sin llaves, libres de obstáculos y en condiciones de ser abiertas con facilidad y hacia afuera.
g) La autorización para que el personal pueda regresar al edificio, la debe dar la autoridad responsable del establecimiento.
[/accordion_item]

[/accordion]

Certificar para exportar

Para establecer un orden interno, orientar la actividad hacia determinado objetivo o abrir nuevos mercados, las normas impactan en los resultados de una pequeña y mediana empresa (PyME). Cuáles son las más recomendadas, sector por sector.  En los últimos años, la norma ISO 9001:2008, elaborada por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO), que especifica los requisitos para un sistema de gestión de la calidad, parece haberse puesto de moda, también, en el sector pyme. Sin embargo, a la hora de adoptar un sello que mida los estándares del negocio, y que conlleve, asimismo, a posicionarse como una etiqueta que ayude a sumar confianza ante potenciales clientes, socios y proveedores, se abre un abanico de opciones, según las necesidades de la empresa y la industria a la que ésta pertenezca. La certificación o registro se produce cuando un tercero proporciona garantía por escrito de que un producto, servicio, sistema, proceso o material se ajusta a requisitos específicos.

La proporción de pymes que certifica sus productos o procesos es, todavía, baja . En la Argentina, el 18% de las pymes industriales cuenta con certificaciones ISO y el 11% está en proceso de aplicación de las mismas. En lo que se refiere a otro tipo de certificaciones, las proporciones descienden al 8 y 4%, respectivamente, según el último informe realizado por la Fundación Observatorio Pyme. No obstante, contar con un sello de calidad se traduce en puertas que abren para ganar competitividad. “Las certificaciones son aliadas naturales en toda la cadena de valor para las pymes, ya que garantizan a los usuarios seguridad, eficiencia y tranquilidad”, observa Alberto Schiuma, director del ente certificador IRAM. El 70% de las firmas que certifican con IRAM son pymes. A saber: hay certificaciones generales, como la ISO 9001; OSHAS 18.001, que mide seguridad e higiene, y la ISO 14.001, de gestión ambiental. También, hay normas direccionadas a industrias o actividades. Alejandro Alemany, integrante de la Comisión Directiva del Instituto de Auditores Internos de Argentina (IAIA), enumera: “Para Alimentos, están las ISO 22.001, FSSC 22.000, BRC /IFS, IRAM BPM-HACCP; para Seguridad Vial, ISO 39.001; Autopartes, ISO TS16.949; para prótesis médicas, ISO 13.485. Toman fuerza las FSC, que apuntan a la cadena de la custodia forestal, para el sector que usa madera. Para Seguridad de la Información, las ISO 27.101 e IRAM 9003”.

Cada norma, en su contenido, establece requisitos a cumplir. De modo que, la empresa, antes de adherir a la certificación, debe someterse a una preparación para adecuar sus procesos y demostrar, en luego de una auditoría, que efectivamente cumple con los requisitos. Fue lo que hizo la firma rosarina de dulce de leche Establecimientos San Ignacio, recientemente recomprada por capitales argentinos, antes de conseguir la norma HACCP, certificada por el Senasa. A la firma le demoró un año y medio prepararse. “Invertimos en mejoras edilicias. La compañía tiene 74 años y algunos sectores tenían infraestructura de esa época. La norma exige que no haya azulejos, para evitar el más mínimo riesgo de desprendimiento. Tuvimos que revestir la sala de elaboración”, detalla Alejandro Bertin, al frente de la empresa. La reforma demandó una inversión de $ 300.000. El siguiente paso fue conseguir la norma de la British Retail Consortium (BRC), que le abrió las puertas a nuevos mercados. Hoy, la firma, que emplea a 98 personas y factura $ 180 millones anuales, exporta el 15% de su producción a países como Siria, Israel, Canadá y Suecia. “Esperamos que la BRC nos ayude a mejorar las ventas, sobre todo, en los países anglosajones, quienes exigen la norma”.

A la austral Laguna Negra también le llevó un año adecuarse a las exigencias que requería el sello de Calidad Certificada Tierra del Fuego – Fin del Mundo, otorgado por el gobierno provincial, como distinción de calidad en los procesos productivos, capacitación del personal, preservación del medioambiente y RSE. “Desde la preauditoría hasta lograr la primer certificación, hicimos cambios edilicios y operativos, incorporamos un sistema de trazabilidad, implementamos un manual de buenas prácticas de manufactura y soporte documental”, comenta Fernando Elicabé, director de la empresa que emplea a 25 personas, estima cerrar 2013 con una facturación de $ 8 millones y proyecta, de cara a 2014, un crecimiento del 7% en términos reales. “El sello genera una mejora en la operatoria de la actividad de producción”, agrega.

Abrir horizontes
Una razón para certificar es querer acceder a un mercado en el cual hay, como requisito, una norma determinada. “Muchas firmas solicitan certificaciones para establecer un orden interno, orientar su actividad hacia determinado objetivo y poder exportar. En el sector agropecuario y alimenticio vemos esta combinación de factores”, dice Schiuma.

El fabricante de productos biológicos Rizobacter sabe de eso. Con presencia en 20 países, como Sudáfrica, Kenia, Inglaterra y Ucrania, cuenta con las ISO 9001, 14.001 y 18.001. “Es un mercado de mucha exigencia técnica y se exigen certificaciones”, concede Ricardo Yapur, presidente de la firma que genera u$s 77,5 millones y espera duplicar esa cifra de cara a 2016. El 15% de la facturación proviene de las ventas en el exterior. Hoy, planea empezar a trabajar en determinar la huella de carbono de la empresa. “Queremos llevar a algunas áreas de la firma a hacer carbono neutral. En Europa, va a hacer un diferencial grande”, agrega.

“Otra de las razones para certificar tiene que ver con venderles a clientes que exigen que estés en determinada norma. Las empresas grandes ya empiezan a exigir a sus proveedores que estén certificados en determinados sectores”, agrega Alemany.

Víctor Lo Riggio, socio gerente del laboratorio Exel, con ISO 9001, ISO 14.001 y Good Manufacturing Practice (GMP), de buenas prácticas de fabricación, por Anmat, concuerda: “Que contemos con estas normas, les da a los clientes tranquilidad de que es una firma organizada y con control. Tenemos auditorías periódicas”. Exel, que emplea a 100 personas y factura $ 26 millones, destina el 30% de su producción a la exportación en países como Costa Rica, Australia, España, Italia, Panamá, Ucrania y Venezuela.

Ganar competitividad
“Las certificaciones son un modo de lograr reputación. Son útiles para toda empresa pero, especialmente, para aquellas que no pueden generar reputación por otra vía (marcas, por ejemplo)”, analiza Marcelo Elizondo, director de la consultora DNI.
Este fue, quizá, uno de los motores que llevó a Mariana Meller y Nurit Finkelstein, creadoras de La Dibujería, que diseña y produce juguetes y objetos funcionales, a buscar en IRAM un sello de calidad y seguridad. “Lo hicimos para seguir creciendo y garantizar la seguridad y calidad de nuestros productos. Sabíamos qué materia prima y diseño utilizábamos, pero es muy importante y, en algunos locales indispensable, contar con la certificación de una institución. Incluso, para tener un stand en la Feria del Juguete, te exigen contar con dicha certificación”, comentan las socias.

El trámite duró un mes. “Se envían muestras de los productos a certificar en el packaging que se comercializará, junto con una planilla y la documentación impositiva. Allí, definen si es necesario que todos sean evaluados o sólo algunos que son representativos de lo que denominan ‘familia’ de productos similares. Los productos seleccionados se mandan a un laboratorio. Elegimos a la Cámara Argentina del Juguete. Si cumplen con las pruebas técnicas y formales (como datos del fabricante), el laboratorio informa al ente certificador”, comentan las socias de la firma, que factura $ 500.000 y vende a través de 250 locales. Entre los beneficios que les trajo la distinción, mencionan poder vender en locales grandes, que trabajan sólo con productos certificados. “También será importante para exportar; estamos evaluando vender a Brasil y dicha certificación cumple con las reglas del Mercosur”.
A veces, tener una norma funciona como puente para saltar a una segunda o tercera certificación, por tener ya un camino transitado y cierto ordenamiento de procesos y documentos. La firma santafesina Las Brisas, fabricante de alimentos para retail, tiene certificación orgánica, otorgada por Letis. Además, todos los productos son Kosher y Libre de gluten (sin TACC). “Como teníamos experiencia en producción orgánica, el proceso de certificación full organic fue más ágil, más allá de que la demora fue de aproximadamente un año. Al contar con la certificación orgánica, es fácil obtener la Kosher, por presentar requisitos parecidos”, explica Sergio Vázquez, creador de Las Brisas, que emplea a 10 personas de forma directa, estima cerrar el año con una facturación de $ 2,4 millones y vende en casi 1.000 comercios minoristas en 13 provincias. “El seguimiento de la trazabilidad del producto y todos los insumos deben tener certificación orgánica. Se tiene que controlar la higiene en la producción y en el medio de transporte para que no exista contaminación con productos químicos. Una empresa certificadora nos inspecciona periódicamente”, agrega.

También a Rizobacter le sirvió la experiencia de la ISO 9001 (que le demoró cinco años) para, luego, certificar el resto. “Las certificaciones ayudan a poner los procesos en orden, a abrir mercados y a tener una producción responsable”, dice Yapur, quien adelanta que proyecta construir una planta de microfertilizantes en Pergamino, que demandará una inversión de u$s 20 millones.
“Certificar una norma es una inversión a largo plazo, en especial para las pymes”, concluye Schiuma, desde IRAM. Por Laura Mafud. El Cronista

SITIO WEB
exportapymes.com, [Web en línea] http://www.exportapymes.com/article5553.html [Consulta: 17-12-2013]

Brindan consejos para prevenir accidentes en lugares de trabajo

Tras el caso del obrero que sufrió serias lesiones al caer de un techo de una obra en construcción, desde el Consejo de Ingenieros dieron a conocer algunas medidas de precaución para prevenir estos accidentes.

En el contexto del accidente que sufrió un obrero de la construcción, el último miércoles, desde el Consejo de Ingenieros de esta Capital brindaron medidas preventivas para evitar estos accidentes.

El ingeniero César Corvalán señaló ante Noticiero 7 que lo primordial es la indumentaria, y de ahí otros complementos que hacen a la seguridad de la persona en su lugar de trabajo, además de la concientización de los riesgos que corren.

“El obrero tiene que cumplir ciertos requisitos, desde la indumentaria hasta los complementos que llevan. Casco, antiparras, botines, fajas de seguridad. Asimismo las condiciones laborales, higiene y seguridad laboral”, indicó Corvalán.

Asimismo hizo referencia a la capacitación, que es muy importante y que ayuda a la toma de conciencia. “Hay que capacitar al personal, primero que nada. Y es improtante tener el cuidado del obrero en su lugar de trabajo”, agregó.

SITIO WEB
diariopanorama.com, [Web en línea] http://www.diariopanorama.com/seccion/locales_13/brindan-consejos-para-prevenir-accidentes-en-lugares-de-trabajo_a_161962 [Consulta: 13-12-2013]

Sileoni y Mariotto pusieron en marcha la Licenciatura en Higiene y Seguridad en Lobos

El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, y el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, inauguraron la Licenciatura en Higiene y Seguridad del Centro Universitario Regional de la ciudad bonaerense de Lobos.
“Estamos en una Argentina en la que los sueños se empiezan a cumplir con más frecuencia –reflexionó el titular de la cartera educativa nacional–. Queremos extender los derechos a todos los ciudadanos, darles la oportunidad de que sueñen alto”.

En este sentido, añadió: “Trabajamos codo a codo con los municipios, que son el rostro más humano del Estado. Sabemos que aún falta, porque en Educación nunca hay un óptimo fijo, pero no nos cabe duda de que estamos en el camino correcto”.

El ministro destacó, además, que “ninguno de los jóvenes que hoy reciben sus certificados de egreso del Ciclo Básico Común de la Universidad de Buenos Aires pretendían que se los regalásemos. Estamos aquí convocados por la justicia social y no por la caridad del Estado, lo que la sociedad espera de un gobierno es que brinde oportunidades, que abra puertas”.

Por su parte, Mariotto aseguró: “Sin un Estado que encauce y acompañe el esfuerzo individual de un estudiante, ese esfuerzo no tiene sentido alguno. Por eso es de suma importancia aquella decisión que tomó Néstor Kirchner en 2003, y luego continuó Cristina Fernández, de invertir en Educación”.

“Junto al Ministerio de Educación de la Nación estamos trabajando para acercar distintas propuestas de formación superior a localidades de la provincia que no contaban con opciones de este tipo, para evitar el desarraigo de los jóvenes”, agregó.

El vicegobernador bonaerense concluyó: “Buscamos ofrecer carreras que vinculen a los estudiantes con el entramado productivo de sus comunidades, en línea con el modelo de país que queremos”.

De la ceremonia participaron además el intendente de Lobos, Gustavo Sobrero; los rectores de la Universidad de Buenos Aires, Rubén Hallú, y de la Universidad Nacional de Tres de Febrero, Aníbal Jozami; el director del Ciclo Básico Común de la UBA, Jorge Ferronato; y el jefe de Gabinete del Ministerio de Educación de la Nación, Pablo Urquiza.

La Licenciatura en Higiene y Seguridad es la primera carrera universitaria que se dictará completa en el Centro Universitario Regional Lobos. Cuenta con cuatro años de cursada y la currícula fue diagramada por la UNTREF.

Durante el acto, además, se presentó el primer Programa de Articulación entre Nivel Medio y Universidad, destinado a estudiantes de 5to. y 6to. año de las escuelas secundarias del municipio de Lobos y financiado por la cartera educativa nacional. La propuesta reunirá a 30 docentes locales y otros tantos de la UBA con más de 650 alumnos de establecimientos educativos de la zona.

SITIO WEB
Telam, [Web en línea] http://www.telam.com.ar/notas/201310/37322-sileoni-y-mariotto-pusieron-en-marcha-la-licenciatura-en-higiene-y-seguridad-en-lobos.html [Consulta: 30-10-2013]

Convocan a presentar proyectos en seguridad e higiene en laboratorios

Tiene la finalidad de mejorar las condiciones de las instituciones del Sistema Universitario de Gestión Pública y Organismos Nacionales de Ciencia y Tecnología.

Convocan a interesados en presentar proyectos en seguridad e higiene en laboratorios con la finalidad de mejorar las condiciones de las instituciones del Sistema Universitario de Gestión Pública y Organismos Nacionales de Ciencia y Tecnología. La fecha límite de presentación es el 1 de noviembre de 2013.

La Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Provincia de Salta, a través de la Secretaría de Articulación Científico Tecnológica del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación (MINCyT), convoca a presentar solicitudes para mejorar las condiciones de seguridad e higiene de laboratorios.

El objetivo de la convocatoria es mejorar las condiciones de las instituciones del Sistema Universitario de Gestión Pública y Organismos Nacionales de Ciencia y Tecnología.

Cabe destacar que el programa brindará aportes monetarios para adquisiciones tales como drogueros, drogueros de solventes e inflamables en general, y para el almacenamiento transitorio de residuos peligrosos. Otro aporte contempla la adquisición e instalación de sistemas de aviso de emergencias, detección temprana de incendios y evacuación.

Podrán ser beneficiarias las instituciones que, entre otros requisitos, dispongan de un profesional con matrícula vigente en Higiene y Seguridad Laboral, que pertenezca a planta o que se encuentre contratado por la institución y posea experiencia laboral en su especialidad en laboratorios de investigación y desarrollo.

Otro requisito es que los interesados presenten el proyecto con los detalles del tipo y monto de bienes e instalaciones a financiar, el porcentaje de la contraparte definido, que será como mínimo el 40 por ciento del costo total del presupuesto.

La convocatoria, estará abierta hasta el 1 de noviembre de 2013. La presentación de las solicitudes deberá hacerse vía correo electrónico y en papel acompañados de la documentación respaldatoria en el MINCyT, Subsecretaría de Coordinación Institucional, Programa Complementario de Seguridad e Higiene en Laboratorios de Investigación y Desarrollo en Ciencia y Tecnología, Godoy Cruz 2320-Piso 2º- Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Cada institución deberá presentar en forma centralizada los proyectos de sus distintos Centros o Institutos dependientes.

A su vez, cada institución beneficiaria deberá presentar un informe técnico final, además de uninforme de rendición de gastos.

Para mayor información, contactarse con la Secretaría de Ciencia y Tecnología de Salta en calle Los Incas s/Nº Centro Cívico Grand Bourg, al teléfono 0387 -4324415 o por mail a secytec@gmail.com.

También podrán ingresar a la página del MINCyT en la aplicación http://www.mincyt.gob.ar/convocatoria/seguridad-e-higiene-en-laboratorios-shl-9257 de donde podrán consultarse las bases de la convocatoria.

SITIO WEB
eldiario24, [Web en línea] http://www.eldiario24.com/nota/302471/convocan-a-presentar-proyectos-en-seguridad-e-higiene-en-laboratorios-20131017-0810.html [Consulta: 28-10-2013]

YPF entrenó a 45.000 trabajadores en materia de seguridad

La petrolera nacional YPF entrenó en el último año 45.000 trabajadores para la adopción de normas de seguridad en los distintos ámbitos productivos de la empresa, destacó el CEO de la compañía Miguel Galuccio.

“La seguridad de los trabajadores está primera en la agenda más allá de la producción y más allá de los objetivos que tenemos que cumplir” destacó Galuccio al cerrar la muestra itinerante “La seguridad y los trabajadores”.

La exposición que estará abierta hasta el 30 de noviembre en la Torre YPF de Puerto Madero, se conformó con la reproducción de una serie de afiches que corresponden a una campaña de difusión de comunicación sobre seguridad e higiene laboral que la empresa inició en los años 60.

La muestra visitó las ciudades de Comodoro Rivadavia, Las Heras, Guaymallén, y Ensenada, los grandes ejes de la actividad productiva de la empresa, y fue visitada por dos millones de personas, destacaron sus organizadores.

Galuccio planteó la importancia del tema en la empresa al resaltar que después del Plan de los 100 Días, a poco de iniciada su gestión, el primer programa que impulsó fue “YPF y los trabajadores” que permitió entrenar a 45.000 trabajadores.

“Al ver los afiches de muchas decádas atrás impresiona la vigencia que tiene para la empresa las premisas del trabajo en equipo, el cuidarse y cuidar, contar con el equipamiento de seguridad, identificar los riesgos. Todos elementos que forman parte del ADN del trabajo en la empresa”, enfatizó.

SITIO WEB
Telam, [Web en línea] http://www.telam.com.ar/notas/201310/37554-ypf-entreno-a-45000-trabajadores-en-materia-de-seguridad.html [Consulta: 23-10-2013]

Seguridad e higiene

En el siguiente texto explicaremos brevemente de que consta la seguridad e higiene. Como bien sabemos en Argentina desde hace un tiempo a esta parte las empresas y organismos estatales han comenzado a darle una mayor importancia a lo que hoy se conoce como seguridad e higiene laboral. En el pasado muchas de las acciones […]

Matafuego, un elemento que falta en casi todos los hogares

Según datos de una encuesta nacional, en 8 de cada 10 viviendas no hay extintores. Expertos en seguridad locales dijeron que la misma falencia se observa en Mendoza.

Por  Miguel Títiro

A pesar de los sucesos trágicos relacionados con el fuego en hogares, como ocurrió hace días en una humilde vivienda de San Rafael donde murieron 2 niños, aún la gente no toma toma conciencia en asegurar las medidas de seguridad.

Una de ellas, tal vez básica, es la tenencia de matafuegos en los hogares, pero estos brillan por su ausencia en la mayoría de las casas mendocinas.

Una investigación realizada para el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM), reveló que 8 de 10 hogares se encontrarían desprotegidos frente al inicio de focos ígneos de mínimas dimensiones, dado que no contarían con extintores.

Aunque el estudio tuvo alcance nacional, con una consulta que abarcó a más de 368 personas en todo el país, esa falencia también vale para Mendoza.

Además, la mitad de los consultados afirmó no sentirse seguro en cuanto a cuál sería el uso correcto de un extintor. La encuesta para el instituto IRAM la materializó la empresa D’Alessio Irol.

En los empleos

En los espacios laborales, la tenencia de matafuegos es una exigencia obligatoria establecida por las legislaciones legales, municipales y de origen nacional, que se refieren a la cantidad y tipo adecuados al lugar.

En relación a las empresas, en la consulta se encontró que la mayoría del personal (84%) tiene presente el lugar donde están emplazados los extintores. Sin embargo, en este capítulo aún queda un trecho para la mejora: sólo la mitad de los empleados consultados recuerda haber recibido entrenamiento sobre cómo actuar frente a un incendio.

Un experto como Ricardo Frasca, licenciado en Seguridad e Higiene, sostiene que son pocos los domicilios que tienen la precaución de contar con estos elementos. Frasca sí valoriza las campañas de concientización de las empresas, como por ejemplo la Refinería de YPF, que hace unos años le regaló a cada uno de los agentes de la planta industrial un matafuegos para la casa.

En su opinión, las bodegas también han progresado mucho en la materia, y coincide con el ingeniero laboral y ambiental Daniel Tramontana, en general no recibimos una formación en seguridad de la infancia por parte de nuestro sistema de educación. “Es muy importante que los niños y los adolescentes sean portadores de la información al respecto, y que la misma se convierta en un hábito”.

El director de Defensa Civil de la provincia, Marcelo Dapas, por su experiencia de años en sofocar incendios que empezaron casi de nada, sostiene que las casas deberían contar con extintores, aunque sea de un kilogramo, para atacar el pequeño foco. Es de los que insisten en que debe ensayarse el uso de estos aparatos,  “para saber usarlos en el momento preciso”.

Este especialista recuerda que no sirve decir que contamos con el matafuegos del auto, ya que por distintas razones debemos tener uno dentro del lugar de nuestra residencia.

Walter, un vecino de la ciudad, refirió que él tiene extintor en el hogar porque recibió cursos y se habituó. Recomendó “marcar la salida de nuestra casa por cualquier emergencia, como ocurre en los cines o en los centros comerciales”.

Jorge Lombardich, especialista en higiene y seguridad laboral, con desempeño en el INTA, sostiene que “en una vivienda humilde, los riesgos se potencian por diversos factores: la forma de calefaccionar con leña en un tacho; garrafas que pierden gas; instalaciones eléctricas caseras (sin supervisación de Edemsa) y otras circunstancias; en estos hogares más vulnerables habría que trabajar mucho enseñando prevención”.

A su juicio, son muy pocas las residencias de los barrios cuyos moradores cuentan con extintores.

Repitió lo que dijeron los otros especialistas: además hay que saber emplearlos.
Más allá de nuestro hogar y del trabajo, hay otro lugar fundamental para proteger: las escuelas donde concurren nuestros hijos.

En este rubro, la investigación observó que sólo  2 de cada 10 padres consultados tenía la certeza de que en el colegio de sus chicos  los han preparado para este tipo de contingencias (a través de brindar información, realizar simulacros, etc.).

En este punto, se señaló que sería fundamental tomar un papel activo junto a la comunidad educativa e impulsar actividades de prevención.

SITIO WEB
Los Andes, [Web en línea] http://www.losandes.com.ar/notas/2013/8/5/matafuego-elemento-falta-casi-todos-hogares-730262.asp [Consulta: 1-8-2013]