Certificar para exportar

Para establecer un orden interno, orientar la actividad hacia determinado objetivo o abrir nuevos mercados, las normas impactan en los resultados de una pequeña y mediana empresa (PyME). Cuáles son las más recomendadas, sector por sector.  En los últimos años, la norma ISO 9001:2008, elaborada por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO), que especifica los requisitos para un sistema de gestión de la calidad, parece haberse puesto de moda, también, en el sector pyme. Sin embargo, a la hora de adoptar un sello que mida los estándares del negocio, y que conlleve, asimismo, a posicionarse como una etiqueta que ayude a sumar confianza ante potenciales clientes, socios y proveedores, se abre un abanico de opciones, según las necesidades de la empresa y la industria a la que ésta pertenezca. La certificación o registro se produce cuando un tercero proporciona garantía por escrito de que un producto, servicio, sistema, proceso o material se ajusta a requisitos específicos.

La proporción de pymes que certifica sus productos o procesos es, todavía, baja . En la Argentina, el 18% de las pymes industriales cuenta con certificaciones ISO y el 11% está en proceso de aplicación de las mismas. En lo que se refiere a otro tipo de certificaciones, las proporciones descienden al 8 y 4%, respectivamente, según el último informe realizado por la Fundación Observatorio Pyme. No obstante, contar con un sello de calidad se traduce en puertas que abren para ganar competitividad. “Las certificaciones son aliadas naturales en toda la cadena de valor para las pymes, ya que garantizan a los usuarios seguridad, eficiencia y tranquilidad”, observa Alberto Schiuma, director del ente certificador IRAM. El 70% de las firmas que certifican con IRAM son pymes. A saber: hay certificaciones generales, como la ISO 9001; OSHAS 18.001, que mide seguridad e higiene, y la ISO 14.001, de gestión ambiental. También, hay normas direccionadas a industrias o actividades. Alejandro Alemany, integrante de la Comisión Directiva del Instituto de Auditores Internos de Argentina (IAIA), enumera: “Para Alimentos, están las ISO 22.001, FSSC 22.000, BRC /IFS, IRAM BPM-HACCP; para Seguridad Vial, ISO 39.001; Autopartes, ISO TS16.949; para prótesis médicas, ISO 13.485. Toman fuerza las FSC, que apuntan a la cadena de la custodia forestal, para el sector que usa madera. Para Seguridad de la Información, las ISO 27.101 e IRAM 9003”.

Cada norma, en su contenido, establece requisitos a cumplir. De modo que, la empresa, antes de adherir a la certificación, debe someterse a una preparación para adecuar sus procesos y demostrar, en luego de una auditoría, que efectivamente cumple con los requisitos. Fue lo que hizo la firma rosarina de dulce de leche Establecimientos San Ignacio, recientemente recomprada por capitales argentinos, antes de conseguir la norma HACCP, certificada por el Senasa. A la firma le demoró un año y medio prepararse. “Invertimos en mejoras edilicias. La compañía tiene 74 años y algunos sectores tenían infraestructura de esa época. La norma exige que no haya azulejos, para evitar el más mínimo riesgo de desprendimiento. Tuvimos que revestir la sala de elaboración”, detalla Alejandro Bertin, al frente de la empresa. La reforma demandó una inversión de $ 300.000. El siguiente paso fue conseguir la norma de la British Retail Consortium (BRC), que le abrió las puertas a nuevos mercados. Hoy, la firma, que emplea a 98 personas y factura $ 180 millones anuales, exporta el 15% de su producción a países como Siria, Israel, Canadá y Suecia. “Esperamos que la BRC nos ayude a mejorar las ventas, sobre todo, en los países anglosajones, quienes exigen la norma”.

A la austral Laguna Negra también le llevó un año adecuarse a las exigencias que requería el sello de Calidad Certificada Tierra del Fuego – Fin del Mundo, otorgado por el gobierno provincial, como distinción de calidad en los procesos productivos, capacitación del personal, preservación del medioambiente y RSE. “Desde la preauditoría hasta lograr la primer certificación, hicimos cambios edilicios y operativos, incorporamos un sistema de trazabilidad, implementamos un manual de buenas prácticas de manufactura y soporte documental”, comenta Fernando Elicabé, director de la empresa que emplea a 25 personas, estima cerrar 2013 con una facturación de $ 8 millones y proyecta, de cara a 2014, un crecimiento del 7% en términos reales. “El sello genera una mejora en la operatoria de la actividad de producción”, agrega.

Abrir horizontes
Una razón para certificar es querer acceder a un mercado en el cual hay, como requisito, una norma determinada. “Muchas firmas solicitan certificaciones para establecer un orden interno, orientar su actividad hacia determinado objetivo y poder exportar. En el sector agropecuario y alimenticio vemos esta combinación de factores”, dice Schiuma.

El fabricante de productos biológicos Rizobacter sabe de eso. Con presencia en 20 países, como Sudáfrica, Kenia, Inglaterra y Ucrania, cuenta con las ISO 9001, 14.001 y 18.001. “Es un mercado de mucha exigencia técnica y se exigen certificaciones”, concede Ricardo Yapur, presidente de la firma que genera u$s 77,5 millones y espera duplicar esa cifra de cara a 2016. El 15% de la facturación proviene de las ventas en el exterior. Hoy, planea empezar a trabajar en determinar la huella de carbono de la empresa. “Queremos llevar a algunas áreas de la firma a hacer carbono neutral. En Europa, va a hacer un diferencial grande”, agrega.

“Otra de las razones para certificar tiene que ver con venderles a clientes que exigen que estés en determinada norma. Las empresas grandes ya empiezan a exigir a sus proveedores que estén certificados en determinados sectores”, agrega Alemany.

Víctor Lo Riggio, socio gerente del laboratorio Exel, con ISO 9001, ISO 14.001 y Good Manufacturing Practice (GMP), de buenas prácticas de fabricación, por Anmat, concuerda: “Que contemos con estas normas, les da a los clientes tranquilidad de que es una firma organizada y con control. Tenemos auditorías periódicas”. Exel, que emplea a 100 personas y factura $ 26 millones, destina el 30% de su producción a la exportación en países como Costa Rica, Australia, España, Italia, Panamá, Ucrania y Venezuela.

Ganar competitividad
“Las certificaciones son un modo de lograr reputación. Son útiles para toda empresa pero, especialmente, para aquellas que no pueden generar reputación por otra vía (marcas, por ejemplo)”, analiza Marcelo Elizondo, director de la consultora DNI.
Este fue, quizá, uno de los motores que llevó a Mariana Meller y Nurit Finkelstein, creadoras de La Dibujería, que diseña y produce juguetes y objetos funcionales, a buscar en IRAM un sello de calidad y seguridad. “Lo hicimos para seguir creciendo y garantizar la seguridad y calidad de nuestros productos. Sabíamos qué materia prima y diseño utilizábamos, pero es muy importante y, en algunos locales indispensable, contar con la certificación de una institución. Incluso, para tener un stand en la Feria del Juguete, te exigen contar con dicha certificación”, comentan las socias.

El trámite duró un mes. “Se envían muestras de los productos a certificar en el packaging que se comercializará, junto con una planilla y la documentación impositiva. Allí, definen si es necesario que todos sean evaluados o sólo algunos que son representativos de lo que denominan ‘familia’ de productos similares. Los productos seleccionados se mandan a un laboratorio. Elegimos a la Cámara Argentina del Juguete. Si cumplen con las pruebas técnicas y formales (como datos del fabricante), el laboratorio informa al ente certificador”, comentan las socias de la firma, que factura $ 500.000 y vende a través de 250 locales. Entre los beneficios que les trajo la distinción, mencionan poder vender en locales grandes, que trabajan sólo con productos certificados. “También será importante para exportar; estamos evaluando vender a Brasil y dicha certificación cumple con las reglas del Mercosur”.
A veces, tener una norma funciona como puente para saltar a una segunda o tercera certificación, por tener ya un camino transitado y cierto ordenamiento de procesos y documentos. La firma santafesina Las Brisas, fabricante de alimentos para retail, tiene certificación orgánica, otorgada por Letis. Además, todos los productos son Kosher y Libre de gluten (sin TACC). “Como teníamos experiencia en producción orgánica, el proceso de certificación full organic fue más ágil, más allá de que la demora fue de aproximadamente un año. Al contar con la certificación orgánica, es fácil obtener la Kosher, por presentar requisitos parecidos”, explica Sergio Vázquez, creador de Las Brisas, que emplea a 10 personas de forma directa, estima cerrar el año con una facturación de $ 2,4 millones y vende en casi 1.000 comercios minoristas en 13 provincias. “El seguimiento de la trazabilidad del producto y todos los insumos deben tener certificación orgánica. Se tiene que controlar la higiene en la producción y en el medio de transporte para que no exista contaminación con productos químicos. Una empresa certificadora nos inspecciona periódicamente”, agrega.

También a Rizobacter le sirvió la experiencia de la ISO 9001 (que le demoró cinco años) para, luego, certificar el resto. “Las certificaciones ayudan a poner los procesos en orden, a abrir mercados y a tener una producción responsable”, dice Yapur, quien adelanta que proyecta construir una planta de microfertilizantes en Pergamino, que demandará una inversión de u$s 20 millones.
“Certificar una norma es una inversión a largo plazo, en especial para las pymes”, concluye Schiuma, desde IRAM. Por Laura Mafud. El Cronista

SITIO WEB
exportapymes.com, [Web en línea] http://www.exportapymes.com/article5553.html [Consulta: 17-12-2013]

Sileoni y Mariotto pusieron en marcha la Licenciatura en Higiene y Seguridad en Lobos

El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, y el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, inauguraron la Licenciatura en Higiene y Seguridad del Centro Universitario Regional de la ciudad bonaerense de Lobos.
“Estamos en una Argentina en la que los sueños se empiezan a cumplir con más frecuencia –reflexionó el titular de la cartera educativa nacional–. Queremos extender los derechos a todos los ciudadanos, darles la oportunidad de que sueñen alto”.

En este sentido, añadió: “Trabajamos codo a codo con los municipios, que son el rostro más humano del Estado. Sabemos que aún falta, porque en Educación nunca hay un óptimo fijo, pero no nos cabe duda de que estamos en el camino correcto”.

El ministro destacó, además, que “ninguno de los jóvenes que hoy reciben sus certificados de egreso del Ciclo Básico Común de la Universidad de Buenos Aires pretendían que se los regalásemos. Estamos aquí convocados por la justicia social y no por la caridad del Estado, lo que la sociedad espera de un gobierno es que brinde oportunidades, que abra puertas”.

Por su parte, Mariotto aseguró: “Sin un Estado que encauce y acompañe el esfuerzo individual de un estudiante, ese esfuerzo no tiene sentido alguno. Por eso es de suma importancia aquella decisión que tomó Néstor Kirchner en 2003, y luego continuó Cristina Fernández, de invertir en Educación”.

“Junto al Ministerio de Educación de la Nación estamos trabajando para acercar distintas propuestas de formación superior a localidades de la provincia que no contaban con opciones de este tipo, para evitar el desarraigo de los jóvenes”, agregó.

El vicegobernador bonaerense concluyó: “Buscamos ofrecer carreras que vinculen a los estudiantes con el entramado productivo de sus comunidades, en línea con el modelo de país que queremos”.

De la ceremonia participaron además el intendente de Lobos, Gustavo Sobrero; los rectores de la Universidad de Buenos Aires, Rubén Hallú, y de la Universidad Nacional de Tres de Febrero, Aníbal Jozami; el director del Ciclo Básico Común de la UBA, Jorge Ferronato; y el jefe de Gabinete del Ministerio de Educación de la Nación, Pablo Urquiza.

La Licenciatura en Higiene y Seguridad es la primera carrera universitaria que se dictará completa en el Centro Universitario Regional Lobos. Cuenta con cuatro años de cursada y la currícula fue diagramada por la UNTREF.

Durante el acto, además, se presentó el primer Programa de Articulación entre Nivel Medio y Universidad, destinado a estudiantes de 5to. y 6to. año de las escuelas secundarias del municipio de Lobos y financiado por la cartera educativa nacional. La propuesta reunirá a 30 docentes locales y otros tantos de la UBA con más de 650 alumnos de establecimientos educativos de la zona.

SITIO WEB
Telam, [Web en línea] http://www.telam.com.ar/notas/201310/37322-sileoni-y-mariotto-pusieron-en-marcha-la-licenciatura-en-higiene-y-seguridad-en-lobos.html [Consulta: 30-10-2013]

Convocan a presentar proyectos en seguridad e higiene en laboratorios

Tiene la finalidad de mejorar las condiciones de las instituciones del Sistema Universitario de Gestión Pública y Organismos Nacionales de Ciencia y Tecnología.

Convocan a interesados en presentar proyectos en seguridad e higiene en laboratorios con la finalidad de mejorar las condiciones de las instituciones del Sistema Universitario de Gestión Pública y Organismos Nacionales de Ciencia y Tecnología. La fecha límite de presentación es el 1 de noviembre de 2013.

La Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Provincia de Salta, a través de la Secretaría de Articulación Científico Tecnológica del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación (MINCyT), convoca a presentar solicitudes para mejorar las condiciones de seguridad e higiene de laboratorios.

El objetivo de la convocatoria es mejorar las condiciones de las instituciones del Sistema Universitario de Gestión Pública y Organismos Nacionales de Ciencia y Tecnología.

Cabe destacar que el programa brindará aportes monetarios para adquisiciones tales como drogueros, drogueros de solventes e inflamables en general, y para el almacenamiento transitorio de residuos peligrosos. Otro aporte contempla la adquisición e instalación de sistemas de aviso de emergencias, detección temprana de incendios y evacuación.

Podrán ser beneficiarias las instituciones que, entre otros requisitos, dispongan de un profesional con matrícula vigente en Higiene y Seguridad Laboral, que pertenezca a planta o que se encuentre contratado por la institución y posea experiencia laboral en su especialidad en laboratorios de investigación y desarrollo.

Otro requisito es que los interesados presenten el proyecto con los detalles del tipo y monto de bienes e instalaciones a financiar, el porcentaje de la contraparte definido, que será como mínimo el 40 por ciento del costo total del presupuesto.

La convocatoria, estará abierta hasta el 1 de noviembre de 2013. La presentación de las solicitudes deberá hacerse vía correo electrónico y en papel acompañados de la documentación respaldatoria en el MINCyT, Subsecretaría de Coordinación Institucional, Programa Complementario de Seguridad e Higiene en Laboratorios de Investigación y Desarrollo en Ciencia y Tecnología, Godoy Cruz 2320-Piso 2º- Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Cada institución deberá presentar en forma centralizada los proyectos de sus distintos Centros o Institutos dependientes.

A su vez, cada institución beneficiaria deberá presentar un informe técnico final, además de uninforme de rendición de gastos.

Para mayor información, contactarse con la Secretaría de Ciencia y Tecnología de Salta en calle Los Incas s/Nº Centro Cívico Grand Bourg, al teléfono 0387 -4324415 o por mail a secytec@gmail.com.

También podrán ingresar a la página del MINCyT en la aplicación http://www.mincyt.gob.ar/convocatoria/seguridad-e-higiene-en-laboratorios-shl-9257 de donde podrán consultarse las bases de la convocatoria.

SITIO WEB
eldiario24, [Web en línea] http://www.eldiario24.com/nota/302471/convocan-a-presentar-proyectos-en-seguridad-e-higiene-en-laboratorios-20131017-0810.html [Consulta: 28-10-2013]

YPF entrenó a 45.000 trabajadores en materia de seguridad

La petrolera nacional YPF entrenó en el último año 45.000 trabajadores para la adopción de normas de seguridad en los distintos ámbitos productivos de la empresa, destacó el CEO de la compañía Miguel Galuccio.

“La seguridad de los trabajadores está primera en la agenda más allá de la producción y más allá de los objetivos que tenemos que cumplir” destacó Galuccio al cerrar la muestra itinerante “La seguridad y los trabajadores”.

La exposición que estará abierta hasta el 30 de noviembre en la Torre YPF de Puerto Madero, se conformó con la reproducción de una serie de afiches que corresponden a una campaña de difusión de comunicación sobre seguridad e higiene laboral que la empresa inició en los años 60.

La muestra visitó las ciudades de Comodoro Rivadavia, Las Heras, Guaymallén, y Ensenada, los grandes ejes de la actividad productiva de la empresa, y fue visitada por dos millones de personas, destacaron sus organizadores.

Galuccio planteó la importancia del tema en la empresa al resaltar que después del Plan de los 100 Días, a poco de iniciada su gestión, el primer programa que impulsó fue “YPF y los trabajadores” que permitió entrenar a 45.000 trabajadores.

“Al ver los afiches de muchas decádas atrás impresiona la vigencia que tiene para la empresa las premisas del trabajo en equipo, el cuidarse y cuidar, contar con el equipamiento de seguridad, identificar los riesgos. Todos elementos que forman parte del ADN del trabajo en la empresa”, enfatizó.

SITIO WEB
Telam, [Web en línea] http://www.telam.com.ar/notas/201310/37554-ypf-entreno-a-45000-trabajadores-en-materia-de-seguridad.html [Consulta: 23-10-2013]

Legislatura: finalizaron las auditorías para obtener la certificación ISO9001

En la tarde del miércoles se presentaron las conclusiones de la rigurosa evaluación a la que se sometieron todos los procesos de las cuatro secretarías legislativas de la Cámara de Representantes de la Provincia. De corregirse algunas observaciones la institución estaría en condiciones de obtener, para mediados de agosto, la certificación de calidad del sistema de gestión de acuerdo a la norma ISO9001 del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (Iram).
El auditor responsable del proceso, José Galandrino detalló que “finalizada la auditoría hemos elevado un informe al Comité de Certificación, recomendando que certifique a la organización una vez que se traten las observaciones realizadas, que son en definitiva oportunidades de mejora. Suponemos que dentro del mes de agosto, en la reunión mensual del Comité, se va a tratar y a certificar a la Cámara”.
Galandrino destacó como principales fortalezas del sistema “la predisposición al cambio, el compromiso que hay por parte de las autoridades de la Cámara con el sistema de gestión de calidad y la inversión para la mejora de la infraestructura y la tecnología”.
En representación del Presidente de la Cámara, Carlos Rovira, la secretaria legislativa a cargo del Área Parlamentaria, Cecilia Britto indicó estar “concluyendo exitosamente ambas etapas de auditoría, muy satisfechos y agradecidos hacia el personal de la Cámara que en todos los niveles se ha comprometido con una gestión, que desde 2007, trae innovación permanente y modernización en todos los procesos. Este es un logro que lo conseguimos entre todos, apoyados por una fuerte decisión política de alcanzar el máximo nivel de calidad en los procesos parlamentarios”.
“Quedamos ahora a la expectativa, cumpliendo con los pasos administrativos que faltan para que nuestra solicitud, con la recomendación que hará seguramente el licenciado Galandrini, pueda ser aprobada para fines de agosto y obtener el certificado tan anhelado por esta Cámara de Representantes” finalizó.
La auditoría abarcó el control de procesos del expediente legislativo, desde su presentación en la Mesa de Entrada Legislativa hasta su sanción, incluyendo las actividades realizadas por las direcciones generales de Gestión Parlamentaria, de Coordinación Jurídica de Comisiones, de Legislación y de Taquigrafía. También de la Dirección General de Administración, para las actividades de compras y contrataciones; la de  Asuntos Jurídicos; y la de Tecnología de la Información, para la actividad de resguardo de los datos. Asimismo, las actividades ejecutadas por la Dirección de Análisis de Gestión, la de Tesorería, y la consolidación normativa ejecutada por la Secretaría a cargo del Digesto Jurídico.

Profesionales debatirán sobre cómo mejorar las condiciones de trabajo

Profesionales de distintos sectores participarán de la Primera Jornada Argentina de Ergonomía Laboral, en la cual se abordarán temáticas vinculadas con el diseño de los lugares de trabajo.

El evento es organizado por la Universidad Kennedy y la consultora RiesgoLab, y se llevará a cabo el 16 de agosto próximo en el Colegio San Isidro Labrador, de Martínez, al norte del Gran Buenos Aires.

En el marco de la Jornada, se evaluarán “aquellos factores presentes en la actividad laboral que deben ser tenidos en cuenta para que el trabajo se considere adaptado al hombre , es decir, le asegure condiciones saludables”, comentó el gerente general de RiesgoLab, Sebastián Astorino, en un comunicado.

El encuentro está dirigido a a profesionales de la Seguridad e Higiene, Medicina Laboral, Kinesiología, Terapia Ocupacional y Psicología Laboral, entre otros, según informó la consultora.

En ese sentido, puntualizó que se abordarán temas como: ¿Qué es un programa de Ergonomía y cómo se implementa?, ¿Cómo cumplir con el marco legal vigente? y ¿Cómo se conforma un Comité de Ergonomía?.

La ergonomía es una disciplina que trata del diseño de lugares de trabajo, herramientas y tareas que coinciden con las características fisiológicas, anatómicas, psicológicas y las capacidades del trabajador.

En el marco de la Jornada, se entregarán los premios “Empresa Ergonómicamente Responsable 2013”, y las compañías distinguidas serán YPF, Ingredion, Isover, Greif, Mabe, Monsanto, Chevron y Granja del Sol.

“Se denomina Empresa Ergonómicamente Responsable a aquella que evidencie el conjunto de actitudes y aptitudes orientadas a prevenir trastornos musculo-esqueléticos y a evitar las enfermedades profesionales ante la ocurrencia de éstos, mediante la implementación y mantenimiento de un Programa de Ergonomía Integrado”, destacó RiesgoLab.

SITIO WEB
Terra Noticias, [Web en línea] http://noticias.terra.com.ar/profesionales-debatiran-sobre-como-mejorar-las-condiciones-de-trabajo,028c4d8ebd520410VgnCLD2000000ec6eb0aRCRD.html [Consulta: 29-7-2002]

Cuatro avances innovadores para la industria argentina

Libus desarrolló cuatro diversos productos de protección personal a partir de necesidades del mercado para proteger a los trabajadores y reducir la exposición a riesgos laborales. Se trata de tapones auditivos; crema dérmica protectora ante abrasivos industriales; anteojos que filtran cierto espectro de luz y un protector facial.

Por Epifanio Blanco

 Cuatro avances innovadores para la industria argentinaEn el plan de trabajo siempre interviene la fuerza de ventas, los promotores técnicos que detectan la necesidad y las áreas de desarrollo de productos e ingeniería.

Se dice que de las ideas solo pueden resultar innovaciones luego de que ellas se implementan como nuevos productos, servicios o procedimientos; y de encontrar una aplicación exitosa imponiéndose en el mercado. Esto es lo que hace Libus, una pyme argentina originaria de Quilmes que hoy tiene su planta en Berazategui, Pcia de Buenos Aires.

La firma fabrica elementos de protección personal (EPP), que es aquel equipo o dispositivo diseñado para reducir la exposición de un trabajador a riesgos laborales, cuando no es posible o efectivo el control operativo de dicha exposición a niveles aceptables.

“Nuestra fuerza es la observación permanente y el conocimiento de las actividades de nuestros clientes y sus procesos de trabajo” comentó Lucas Argul, director comercial de Libus.

Desarrollo de Productos, nuevos nichos de mercado
¿Cómo? A través de la fuerza de ventas y de los promotores técnicos, se detectan necesidades de los clientes, luego pasan a ingeniería donde se desarrolla el o los nuevos productos, generando de esta forma productos nuevos para nichos de mercado.

“A veces son modificaciones simples, pero novedosas, a productos tradicionales, para adaptarlos a las necesidades de nuestros clientes. En otros casos son procesos industriales complejos” aclaró Lucas Argul, y continuo “A la hora de desarrollar un nuevo producto y cubrir la demanda insatisfecha, armamos un plan de trabajo. En este proceso intervienen los departamentos de matricería, ingeniería y desarrollo de productos, costos y marketing. También implementamos tecnología novedosa, hacemos investigaciones y se buscan nuevos proveedores. Este proceso puede durar entre un año o año y medio.”

Libus tiene dos importantes fortalezas: un equipo de ingenieros especialistas en desarrollo y diseñadores industriales, para aportar productos con diseño, ergonomía, confort y confiabilidad. A esto se suma una planta propia de inyección de termoplásticos de última generación, que le permite suministrar al mercado productos de alta calidad, en cumplimiento con las normas internacionales y nacionales vigentes.

Desarrollo de productos

1) Una idea simple: los tapones de inserción con detector de metales

Los ingenieros de Libus, notaron en una empresa de alimentos donde los trabajadores utilizaban protectores auditivos, una dificultad. El problema era que si estos por accidente caían dentro del producto, era difícil detectarlos, causando posible perjuicio en la imagen de la empresa.

Frente a tal situación la firma incorporó al diseño una modificación a su tradicional línea de tapones de inserción: introdujo en el corazón del producto una pequeña barra de metal. ¿El beneficio? Al caer el auricular por accidente dentro de algún contenedor de alimento, o del mismo alimento, este podía ser ubicado por los detectores de metales ubicados dentro de las líneas de producción de alimentos, retirando el producto en cuestión de la cadena productiva.

2) Skin Care, protección de la piel frente a abrasivos de uso industrial

 Cuatro avances innovadores para la industria argentinaEs una crema para la piel que nos protege frente a abrasivos o quemaduras. Este producto no se fabricaba localmente y el nicho no estaba cubierto en el mercado local ya que las cremas de uso cosmético no son suficiente protección. Este producto ya se encuentra a la venta en el mercado desde inicio del año 2013.

Detectada la necesidad, la empresa se alió con un laboratorio uruguayo para desarrollar el producto. El proceso demandó un año y medio.

3) Anteojos contra la humedad y el manoseo

Otro producto salido de la serendipy de los ingenieros de Libus son los anteojos de seguridad naranja. Observaron la necesidad de los empleados que trabajan en odontología.

La novedad de estos anteojos, más allá de su cómodo diseño, es el color naranja BL que filtra la luz violeta y azul presente en la emisión de lámparas UV y absorbe la luz visible hasta los 540nm. Además incluyeron una película que protege el lente del deterioro natural por el manipuleo diario, prolongando su vida útil y mejorando la visión.

 Cuatro avances innovadores para la industria argentina4) Protección facial a base de policarbonato con baño metálico

De la misma forma, el equipo de ingenieros desarrolló un visor para protección facial hecho sobre una pantalla de policarbonato inyectado. El producto protege la cara del usuario de golpes, el impacto de partículas, polvo, chispas y salpicaduras de productos químicos.

La protección facial fue pensada además para proteger a los trabajadores que realizan habitualmente sus tareas alternando entre ambientes con luz artificial y luz natural brillante. ¿Cómo? Usando una película levemente metalizada que atenúa la luz solar y ayuda a disipar el calor-.

Libus es el fabricante de elementos de protección personal y su línea de productos incluye protección facial, protección auditiva, protección craneana, protección ocular, protección respiratoria y protección de la piel. La compañía cuenta con una planta propia de inyección de termoplásticos de última generación, que le permite suministrar al mercado productos de la más alta calidad, en cumplimiento con las más exigentes normas internacionales. Gracias a su equipo de ingenieros especialistas en desarrollo y su laboratorio de testeos, está a la vanguardia en diseño, ergonomía, confort y confiabilidad. Libus es una división de Argul S.A.

SITIO WEB
Portinos, [Web en línea] http://www.portinos.com/16868/cuatro-avances-innovadores-para-la-industria-argentina [Consulta: 20-7-2013]