Cada cinco cuadras, en la Ciudad hay un comercio con trabajo precario

En más de 4600 locales se realizaron registros y clausuras por incumplir leyes laborales o normas de higiene y seguridad. El sector textil, el más comprometido

Flores, Floresta, Parque Avellaneda y Mataderos son barrios de la Ciudad que han convertido en los últimos años en sinónimo de informalidad y precariedad laboral. En las comunas 7, 9 y 10 de la capital federal se hallan la mayoría de los 4696 talleres y establecimientos, en gran parte relacionados al sector textil, que fueron inspeccionados el último año en respuesta a denuncias por trabajo ilegal y fallas en las normas de seguridad e higiene. Unos 192 de estos comercios fueron allanados o clausurados. Muchos más recibieron sanciones en el mismo período.

Los datos surgen del Mapa del Trabajo Precario e Informal, elaborado por el Gobierno porteño a instancias de la ley 4331, sancionada en octubre de 2012. Luego de años de rémora, la Dirección General de Protección del Trabajo, dependiente de la Subsecretaría de Trabajo, remitió días atrás a la Legislatura un primer boceto, que recoge datos tomados de las actuaciones de esta repartición. No así de las organizaciones sociales, sindicales, empresarias, de consumidores, la Defensoría del Pueblo, ciudadanos y demás actores sociales, tal cual prescribe la norma. De hecho, el mapa debería ser de acceso público, pero tampoco está disponible online.

Según los datos a los que accedió El Cronista, 3818 domicilios fueron inspeccionados por oficiales del Ejecutivo porteño en 2017 para comprobar las condiciones de contratación, ante denuncias por incumplimiento de las normas laborales vigentes. En la mayoría de ellos se detectaron situaciones de “trabajo en negro” y explotación laboral, tal cual profundizaron fuentes de la administración que gerencia Horacio Rodríguez Larreta. Además, 878 domicilios fueron inspeccionados por incumplir normas de Seguridad e Higiene. Así, se llegan a contar 4696 comercios que infringen las normas básicas del trabajo registrado. En un territorio de 203 kilómetros cuadrados y 24.400 cuadras, esto equivale a encontrar un local en la informalidad cada cinco veredas.

Más allá de las comparaciones, a veces odiosas, los casos se repiten con frecuencia en un perímetro de 70 cuadras y aproximadamente 3 kilómetros cuadrados, delimitado por las avenidas Carrasco, Juan B. Justo, Nazca y Juan Bautista Alberdi. Estrictamente, compromete a Flores, Floresta y Vélez Sarsfield. En todo 2017 y el primer trimestre de 2018, allí ocurrieron 18 allanamientos y se concretaron 70 clausuras. Por entre medio de la zona cruza la avenida Avellaneda, donde se levanta un paseo comercial a cielo abierto repleto de tiendas de ropa, pero también de fábricas textiles, donde abunda la informalidad.

Pero los problemas no se circunscriben solamente al sector textil. Este diario pudo corroborar que existe un registro de allanamiento por incumplimiento de normas de higiene y seguridad en un famoso restaurant de Puerto Madero, que coincide con la dirección de un famoso local que rinde culto a la gastronomía andina. De igual modo, también el mapa muestra una denuncia por irregularidades laborales en la sede de un edificio corporativo ubicado en Juana Manso y Azucena Villaflor. Algo similar ocurre con la sede central de un banco privado, en la City porteña, o incluso un lujoso local del Patio Bullrich.

Según fuentes gubernamentales, el registro servirá para definir políticas de contralor sobre las condiciones de seguridad y las formas de contratación de diversas actividades económicas. Sin embargo, restan incorporar datos más precisos y otras fuentes locales que nutran con datos cualitativos.

Fuente: https://www.cronista.com/economiapolitica/Cada-cinco-cuadras-en-la-Ciudad-hay-un-comercio-con-trabajo-precario-20180813-0096.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*